La misión de Venezuela en la ONU invitó a los embajadores de 46 países a una reunión informal el viernes con el canciller Jorge Arreaza para hacer énfasis en el compromiso de la Carta de Naciones Unidas con la no intervención en los asuntos internos de un país y oponerse a las “amenazas de agresión militar”.

La invitación, obtenida el miércoles por The Associated Press, incluye un borrador de carta para el secretario general Antonio Guterres en la que se expresa una “grave preocupación” por lo que dicen son “amenazas de usar la fuerza” contra Venezuela, lo que contraviene la Carta de la ONU.

La misión de Venezuela pide a los 46 países que consideren suscribir la carta.

También apoya exhortos para que la crisis política de Venezuela se resuelva “por medios pacíficos” y “un proceso genuino e incluyente de diálogo nacional”.

El borrador expresa confianza en que Guterres pueda promover una solución política entre los venezolanos y detener “todos los llamados a una solución militar”.