8 meses después, los federales admiten que se equivocaron al detener al Gringo de la Bachata

  • El cantante Ramón Gálvez fue detenido en Panamá.
  • Fue confundido con otro individuo con el mismo nombre.
  • El bachatero de origen dominicano vive en Nueva York.
<p>Portada de una grabación de Ramón Gálvez.</p>
Portada de una grabación de Ramón Gálvez.
ARCHIVO

Las autoridades federales de Estados Unidos han admitido ocho meses después que se equivocaron al detener a Ramón Gálvez, el cantante conocido como El Gringo de la Bachata. Lo arrestaron acusado de estar involucrado en una red de narcotráfico, pero en realidad lo confundieron con otro hombre.

La información adicional ha llevado al gobierno a creer que Ramón Galvez no es el conspiradorEl cantante fue arrestado luego que un jurado federal investigador acusó a un hombre apodado Tanky también llamado Ramón Galvez.

La fiscalía federal retiró los cargos la semana pasada. Una moción presentada el 18 de junio por la fiscal federal de Connecticut, Deirdre Daly, dijo que "la información adicional elaborada desde el retorno de la acusación ha llevado al gobierno a creer que Ramón Galvez no es el conspirador a quien se refieren con el apodo de 'Tanky'''.

Un vocero de Daly dijo que la oficina no haría más comentarios sobre la confusión.

Detenido en Panamá

Galvez, quien vive en Nueva York, estaba de visita en Panamá para una serie de presentaciones en octubre cuando fue arrestado a solicitud de Estados Unidos y enviado a Connecticut.

El jurado investigador había levantado cargos contra un total de 24 personas, a quienes acusó de participar en una red que enviaba heroína, cocaína y marihuana del sur de California a direcciones en el área de Hartford.

En ese momento, una abogada de Galvez en Panamá, Mari Luz Taveras, le dijo a reporteros que su cliente estaba siendo confundido con alguien más, y resaltó que aunque tenía el mismo nombre no tenía los ojos verdes, como de describían los del sospechoso. Dijo que Galvez estaba deseoso de limpiar su nombre.

Galvez estuvo encarcelado más de un mes antes de quedar en libertad con una fianza de 100,000 dólares y la promesa de que no saldría del área de Connecticut, Nueva York y Nueva Jersey.