Siete legisladores británicos dimitieron el lunes del opositor Partido Laborista por su estrategia hacia temas como el Brexit y antisemitismo, una de las sacudidas más fuertes a uno de los principales partidos políticos de Gran Bretaña.

El anuncio evidenció una ruptura entre socialistas y centristas al interior del partido, que se considera el representante de la clase trabajadora de Gran Bretaña. También es el efecto colateral más reciente de la decisión británica de salir de la Unión Europea, tema que ha dividido a los dos principales partidos del país _conservadores y laboristas_ entre los que están a favor del Brexit y los que están a favor de la UE.

Muchos legisladores laboristas están insatisfechos con la dirección del partido bajo el liderazgo de Jeremy Corbyn, un experimentado socialista que ocupó el puesto en 2015 con fuerte apoyo de las bases. Acusan a Corbyn de una débil oposición ante los planes de la conservadora primera ministra Theresa May para salir de la UE y de no lograr acabar con el antisemitismo en el partido.

Los renunciantes _quienes tienen una experiencia de entre nueve y 27 años en el Parlamento y representan a votantes en toda Inglaterra_ son una pequeña fracción de los 256 legisladores laboristas, o de los 650 miembros del Parlamento. Sin embargo, es la mayor división al interior del partido desde que cuatro miembros renunciaron en 1981 para formar el Partido Socialdemócrata.

Luciana Berger, una de las que renunció el lunes, dijo que su partido se había vuelto “institucionalmente antisemítico”.

“Dejo atrás una cultura de bullying, intolerancia e intimidación”, dijo en conferencia de prensa junto con seis colegas.

El Partido Laborista se ha dividido por las acusaciones de se ha vuelto hostil hacia los judíos bajo el liderazgo de Corbyn, partidario desde hace mucho tiempo de los palestinos. Los seguidores de Corbyn acusan a los opositores políticos y medios de derecha de interpretar incorrectamente sus puntos de vista.

Los siete miembros del Parlamento que dejan el Partido Laborista dijeron que continuarán en la Cámara de los Comunes bajo el recién formado Grupo Independiente.