Israel anunció el domingo que retendrá 138 millones de dólares de la Autoridad Palestina por pagos dados a familias de palestinos que lanzaron ataques contra israelíes.

El gabinete de seguridad de dijo que aplicará una ley del año pasado que le permite a Israel retener fondos usados para pagarles estipendios a atacantes palestinos y sus familias de impuestos cobrados por Israel por cuenta de la Autoridad Palestina.

Israel dijo que los pagos alientan la violencia, algo que los palestinos rechazan.

No hubo reacción inmediata de la autoridad palestina, pero previamente funcionarios palestinos han defendido los pagos diciendo que los participantes en ataques mortíferos son un pequeño porcentaje de aquellos ayudados por el fondo y que la autoridad palestina tiene una responsabilidad con sus ciudadanos, como cualquier otro gobierno.

La congelación se produce en momentos en que los palestinos enfrentan grandes recortes presupuestarios luego de que Estados Unidos redujo los fondos para el programa de la ONU para refugiados palestinos y para programas de desarrollo en los territorios palestinos. El Programa de Alimentos de la ONU también redujo servicios debido a la escasez de fondos.