La adolescente británica que huyó de la casa para incorporarse al grupo Estado Islámico ha dado a luz a un varón en Siria, informó su familia el domingo.

El abogado de la familia dijo que Shamima Begum, de 19 años, y el bebé gozan de buena salud. Begum se encuentra en un campamento para refugiados en el norte de Siria y ha dicho que quiere regresar a Gran Bretaña con su bebé.

Begum formó parte de un grupo de niñas escolares del barrio londinense de Bethnal Green que fueron a Siria a casarse con milicianos del EI en 2015 cuando el programa de reclutamiento del grupo atrajo a muchos jóvenes a su califato autoproclamado.

Dijo al diario The Times de Londres que tuvo dos bebés que murieron de enfermedad y desnutrición. Añadió que no se arrepiente de haberse sumado a los extremistas, que han perdido casi todo el territorio que controlaban en Siria e Irak.

Su situación legal no está clara. Podría ser acusada de apoyar a un grupo extremista proscrito.

Dos días antes del nacimiento del bebé, la familia de Begum en Gran Bretaña dijo que estaban “escandalizados” por sus declaraciones, pero pidieron que se la trajera de regreso al país donde el sistema de justicia se ocuparía de ella.

“El bienestar del bebé por nacer de Shamima es la principal preocupación de nuestra familia y haremos todo lo que está a nuestro alcance para proteger a ese bebé, que no tiene la menor culpa en estos sucesos”, dijo la familia en su comunicado.

Añadió que le preocupa la salud mental de Begum, que según ellos ha sido adoctrinada por los milicianos de EI.