Venezuela sanciona a ejecutivos nombrados por el Congreso

El Tribunal Supremo de Justicia prohibió el jueves la salida del país, la enajenación de bienes y congeló las cuentas bancarias de los nuevos directivos de la estatal Petróleos de Venezuela (PDVSA) y...

El Tribunal Supremo de Justicia prohibió el jueves la salida del país, la enajenación de bienes y congeló las cuentas bancarias de los nuevos directivos de la estatal Petróleos de Venezuela (PDVSA) y de su filial estadounidense, designados por la Asamblea Nacional, que controla la oposición.

Al anunciar la medidas cautelares, el presidente de la Sala Constitucional, magistrado Juan Mendoza, dijo que las designaciones de la “junta administradora ad hoc" de PDVSA y los directivos de Citgo eran “nulas”, y que las personas nombradas podrían incurrir en los delitos de “usurpación de funciones”, “corrupción”, “delincuencia organizada”, y “terrorismo”, entre otros.

Las acciones del Tribunal Supremo podrían no concretarse debido a que algunos de los directivos nombrados por el Congreso no viven en el país desde hace varios años.

Mendoza acusó a la directiva la Asamblea Nacional de seguir incurriendo en desacato de las decisiones del Poder Judicial y de tratar de “asaltar” PDVSA, que es la principal generadora de divisas del país.

La decisión del máximo tribunal se da horas después que la Fiscalía General anunciara la apertura de investigaciones a las cabezas de PDVSA, los directivos de Citgo y casi una docena de nuevos jefes de misión en países que reconocen como presidente interino al jefe de la Asamblea Nacional, Juan Guaidó.

El fiscal general Tarek William Saab, un exmiembro del partido oficialista, señaló que esos nombramientos son parte de una “ilegal e inconstitucional” toma del poder. Estas personas al aceptar “ser nombrados por un sujeto que no fue electo... tendrán consecuencias legales, al igual que este ciudadano que se autoproclamó, sin ser nombrado por nadie, jefe de Estado", añadió.

El mes pasado la fiscalía inició una investigación contra Guaidó. A raíz de ese proceso el Tribunal Supremo de Justicia, controlado por el gobierno, le prohibió salir del país, congeló sus cuentas y le prohibió enajenar sus bienes.

En medio de la pugna entre el gobierno y la oposición, indígenas venezolanos lograron ingresar esta semana al estado fronterizo de Amazonas, al sur del país, un lote de alimentos y productos de higiene que les donaron organizaciones humanitarias en Colombia, anunció el jueves Liborio Guarulla, exgobernador del Amazonas y dirigente opositor.

Indígenas de las etnias Piaroa, Jivi y Arahuacos, que habitan en el Amazonas, lograron burlar la vigilancia de las autoridades militares venezolanas en el río Orinoco e introdujeron hace dos días en bongos de madera y botes de metal un lote de ayuda humanitaria que les donaron organizaciones humanitarias en Colombia, indicó Guarulla a The Associated Press.

El exgobernador difundió en su cuenta de Twitter algunas fotografías del momento en el que llegaba la ayuda a las comunidades indígenas.

El apoyo será distribuido entre indígenas que habitan en la zona y enfrentan problemas de desnutrición debido a la crisis, precisó el opositor. La AP no pudo corroborar con una fuente independiente la información.

Guaidó, que se declaró presidente encargado el 23 de enero, ha asumido competencias del Poder Ejecutivo como parte de sus esfuerzos para formar un gobierno de transición.

En su forcejeo con Nicolás Maduro, Guaidó dijo el martes que ayuda humanitaria internacional -que solicitó y Maduro rechaza- comenzará a ingresar al país el 23 de febrero. En la ciudad colombiana de Cúcuta y en un poblado del estado brasileño de Roraima ya fueron abiertos dos centros de acopio y se espera abrir un tercero en los próximos días en la isla caribeña de Curazao.

“No tengan temor... vamos hacer lo necesario”, dijo Guaidó, quien repetidamente ha pedido a los militares ignorar la orden de Maduro y permitir el ingreso de los suministros. “Aquí el juego cambió y la ayuda humanitaria entra sí o sí”, indicó durante un encuentro con miembros de gremios de trabajadores.

Maduro ha bloqueado la entrada de alimentos y medicamentos procedentes mayoritariamente de Estados Unidos alegando que es “falso” que Venezuela esté en crisis. También ha denunciado que la solicitud de ayuda humanitaria tiene como objetivo desacreditar su gobierno y justificar un golpe de Estado orquestado por Washington.

El jueves por la tarde, desde la capital estadounidense, David Smolansky, coordinador del grupo de trabajo de la Organización de Estados Americanos (OEA) para el éxodo de venezolanos, anunció una recaudación millonaria de la comunidad internacional para ayuda humanitaria destinada a aliviar la crisis en Venezuela. En conferencia de prensa se precisó que el monto supera los 100 millones de dólares y que la recaudación inició el 23 de enero. Los aportes buscarán abastecer centros de acopio en Cúcuta, Colombia; Roraima, Brasil y en Curacao.

Venezuela está sumida en la peor crisis económica de su historia con una hiperinflación de siete dígitos y una severa recesión que se ha extendido por cuatro años consecutivos. La escasez de alimentos y medicinas, entre otros bienes básicos, ha generado una masiva migración de venezolanos que Naciones Unidas calcula en al menos tres millones de personas.

--------------

El periodista de AP en Washington, Luis Alonso Lugo, contribuyó con esta nota.