El Fondo Monetario Internacional (FMI) reconoció el martes que mantiene diálogos con autoridades ecuatorianas encaminados a buscar un posible acuerdo que fortalezca la economía nacional.

Un comunicado de ese organismo, que cita a su vocero principal Gerry Rice, destacó que el FMI junto a otras instituciones financieras de la comunidad internacional “ha mantenido un diálogo cercano con autoridades ecuatorianas sobre políticas para fortalecer la economía de Ecuador en beneficio de todos los ecuatorianos”.

Desde el año pasado, Ecuador ha mantenido un déficit fiscal estimado en unos 10.000 millones de dólares, lo que ha provocado atrasos en el pago de los salarios de empleados públicos y en la cancelación de las cuentas de proveedores del Estado. Para hacer frente a la situación, el gobierno emitió en enero bonos por 1.000 millones de dólares a una tasa de 10.75%.

Como consecuencia del acercamiento, las autoridades ecuatorianas y el FMI acordaron “profundizar el diálogo con el objetivo de trabajar hacia un posible acuerdo financiero respaldado por el FMI como socio estratégico” del cual se informó que “buscará proteger a los pobres y más vulnerables, impulsar la competitividad y la creación de empleo, mejorar la transparencia y la lucha contra la corrupción, así como fortalecer las bases institucionales de la dolarización”, señaló el comunicado. Añadió que para lograr aquello, una misión del FMI está en la capital ecuatoriana para “identificar cómo el FMI puede apoyar de la mejor manera el plan de política del gobierno”.

La situación marca el final de un alejamiento de más de un década que empezó poco después de que asumiera el poder el exmandatario Rafael Correa (2007-2017), cuando el entonces presidente ordenó la expulsión del represente del FMI en esta capital.

El ministro de Finanzas de Ecuador, Richard Martínez, reconoció en su cuenta de Twitter que “junto a organismos multilaterales, identificaremos espacios de apoyo financiero integral, a mejores costos y plazos, para ahorrar recursos y viabilizar los proyectos sociales. Asumimos con responsabilidad el financiamiento externo para no comprometer el futuro”.