La autoridad de control de tráfico aéreo de Bélgica va a cerrar el espacio aéreo del país por 24 horas debido a la incertidumbre por una huelga nacional, anunció el martes.

La autoridad, llamada skeyes, dijo que se ve forzada a cerrar el espacio aéreo belga desde las 10 pm (2100 GMT) del martes hasta las 10 pm del miércoles.

Dijo en un comunicado por escrito que no tiene “suficiente conocimiento sobre los niveles de dotación de personal durante la acción industrial que comienza esta noche”.

Los servicios belgas de trenes y otros transportes públicos van a ser severamente afectados durante el paro de 24 horas convocado por los sindicatos tras la ruptura de negociaciones salariales. La policía, el servicio de correos y los hospitales también serán afectados.

Es posible que trenes internacionales como Eurostar, Thalys y TGV no se vean afectados.

Aproximadamente 650 vuelos pasan por el principal aeropuerto de Bruselas cada día. Las autoridades han advertido que ningún vuelo va a operar y les pidieron a los pasajeros que no acuden al aeropuerto.

El aeropuerto en la vecina ciudad de Charleroi, que maneja unos 140 vuelos diarios, va a quedar cerrado el miércoles debido a la huelga.

La autoridad europea de control de tráfico aéreo Eurocontrol manejará todos los vuelos sobre territorio belga por encima de la altitud de 7.500 metros (24.600 pies).