Las islas Baleares españolas aprobaron el martes una ley local que aspira a prohibir para 2025 el uso de combustibles fósiles y utilizar fuentes renovables para todas las necesidades energéticas, una medida que las autoridades locales califican de precursora en Europa.

La Ley de Cambio Climático y Transición Energética prohíbe el uso de vehículos diesel nuevos a partir de 2025 y vehículos a gas nuevos a partir de 2035.

Los fabricantes españoles de automotores han apelado contra la ley ante la Comisión Europea.

El gobierno regional dice que las islas son sumamente vulnerables al cambio climático, con disminución de las lluvias y fenómenos climáticos extremos más frecuentes que amenazan la salud pública, el agua potable y el turismo.

Estas islas del Mediterráneo frente a la costa oriental de España, muy concurridas por el turismo, incluyen Ibiza y Mallorca.