Irán celebra el Día de la Victoria en la Revolución de 1979

Cientos de miles de iraníes salieron el lunes a las calles de Teherán y de otras ciudades del país para conmemorar el 40 aniversario del considerado Día de la Victoria en la Revolución Islámica de...

Cientos de miles de iraníes salieron el lunes a las calles de Teherán y de otras ciudades del país para conmemorar el 40 aniversario del considerado Día de la Victoria en la Revolución Islámica de 1979.

El 11 de febrero de ese año, el ejército iraní se retiró tras días de batallas en las calles, lo que permitió que los revolucionarios se hicieran con el control del país mientras el gobierno del sha Mohammad Reza Pahlavi renunciaba. Además fue el día en el que el ayatolá Ruhollah Jomeini declaró a Irán una República islámica.

El lunes, las multitudes partieron desde una docena de vecindarios próximos a la capital para reunirse en el centro de Teherán y en la Tehran Azadi, o Plaza de la Libertad, ondeando banderas iraníes y coreando “Muerto a Estados Unidos”, un lema estándar en las protestas contra Washington en todo el país.

Enghelab, o la calle de la Revolución, en el centro de la ciudad, estaba decorada con grandes globos y los altavoces emitían canciones revolucionarias y nacionalistas para animar a los residentes a sumarse a las marchas.

La efeméride coincide con un aumento de las tensiones con Estados Unidos y con un momento complicado para Irán, que afronta las consecuencias de la decisión de Donald Trump de abandonar el acuerdo nuclear de 2015 con las potencias mundiales que supuso la reimposición de las sanciones el pasado noviembre.

Hossein Hosseinpour, un estudiante de medicina de 27 años, participó en los actos con su esposa y su hijo de 18 meses, Amir Ali, a quien quería enseñarle a apoyar la revolución.

"Veo un futuro brillante para él y para nuestra nación”, manifestó Hosseinpour.

Mahmoud Hemmat, de 35 años, empujaba la silla de ruedas de su madre, Parivash Fakheri, de 68, a la manifestación. "Mi madre, a pesar de su enfermedad, me pidió que la trajese”, declaró.

Fakheri, que fue una de las revolucionarias que salieron a las calles de Teherán hace 40 años, dijo que defendería el alzamiento una y otra vez.

"Estoy jubilada y sé que hoy en día hay muchos problemas económicos, pero eso es algo diferente de nuestra revolución”, apuntó. "Ha estado avanzando los últimos 40 años y ha fortalecido a Irán”.

Las marchas del lunes sirvieron de telón de fondo para que el ejército exhibiese misiles de fabricación iraní, algo habitual cada año en esta fecha.

La semana pasada, el líder supremo del país, el ayatolá Ali Jamenei, defendió los cánticos de "Muerte a Estados Unidos” señalando que están dirigidos a sus autoridades, no al pueblo.

Los iraníes "no dejarán de decir ‘Muerte a Estados Unidos’ mientras Estados Unidos actúe de forma maliciosa” hacia la nación, apuntó Jamenei refiriéndose al discurso sobre el Estado de la Unión de Trump en el que el mandatario, entre otras cosas, dijo: "No apartaremos nuestros ojos de un régimen que canta la muerte a Estados Unidos”.