EEUU: Vinculan madre con niño asesinados hace décadas

Más de 20 años después del hallazgo de los cuerpos no identificados de una mujer y un niño de 10 años a 345 kilómetros (215 millas) uno del otro en dos estados, los investigadores dicen ahora que...

Más de 20 años después del hallazgo de los cuerpos no identificados de una mujer y un niño de 10 años a 345 kilómetros (215 millas) uno del otro en dos estados, los investigadores dicen ahora que eran madre e hijo y que el padre del niño ha confesado el asesinato de ambos.

El caso fue resuelto gracias una base de datos de ADN, la ayuda de la policía internacional y una consultora cuyo trabajo condujo al arresto en el caso del asesino de Golden State, dijeron autoridades en Carolina del Norte y del Sur en martes.

Los investigadores de ambos estados dijeron que nunca abandonaron esos casos ni sabían que estaban relacionados.

Las autoridades de Carolina del Norte incluso contrataron a expertos para realizar un bosquejo y un busto del niño. Pero a pesar de difundirlo ampliamente, nadie se presentó para identificarlo.

Los investigadores descubrieron el vínculo entre ambos casos en diciembre de 2018, cuando la doctora Barbara Rae-Venter, una consultora, verificó los análisis de ADN del cuerpo del niño, dijo el comisario del condado de Orange, Charles Blackwood, en un comunicado.

Los restos del niño fueron hallados en septiembre de 1998 por trabajadores que cortaban el césped en una propiedad a la vera de la autopista interestatal 85 cerca de Durham, Carolina del Norte, dijo Blackwood.

Rae-Venter comparó el ADN del menor con el de un pariente cercano que había presentado la información a una base de datos online. Tras hablar con el pariente, los investigadores pudieron identificar al niño como Robert "Bobby" Adam Whitt, y obtuvieron pruebas contundentes de que su madre, que había desaparecido el mismo año, también estaba muerta.

En tanto, agentes en Carolina del Sur hallaron el cuerpo desnudo de una mujer en los bosques junto a la autopista I-85 en mayo de 1998, dijo el teniente de policía Kevin Bobo, del condado de Spartanburg. El cuerpo estaba maniatado y con señales de estrangulamiento.

Una vez que el ADN confirmó que eran madre e hijo, los investigadores pidieron ayuda a las autoridades coreanas y la policía internacional, y pudieron identificarla como Myoung Hwa Cho.

El esposo de Cho y padre del niño está purgando una condena en una cárcel federal por otros cargos. Después de ser interrogado, confesó el asesinato de su esposa e hijo, dijo Bobo.