ELN dice que no podrá cumplir plazo de retorno a Colombia

Los líderes de la guerrilla colombiana Ejército de Liberación Nacional (ELN) que permanecen en Cuba como negociadores de paz con el gobierno dijeron que no podrán concretar su retorno, cuyo plazo se...

Los líderes de la guerrilla colombiana Ejército de Liberación Nacional (ELN) que permanecen en Cuba como negociadores de paz con el gobierno dijeron que no podrán concretar su retorno, cuyo plazo se cumple el próximo sábado, tras la ruptura de las conversaciones por un atentado mortífero que se atribuyó el grupo rebelde.

En un comunicado que circuló el jueves por la noche, los dirigentes rebeldes acusaron a la gestión del presidente Iván Duque de negarse a cumplir con el protocolo de la mesa de diálogo, según el cual si éste se rompía los negociadores tendrían una tregua para poder regresar a su país antes de que el Estado reactivase sus órdenes de captura.

“Llamamos al gobierno de Duque a que escuche las innumerables voces que en la sociedad colombiana y desde la comunidad internacional, lo instan a que cumpla estos protocolos; honrando éstos, como acuerdos hechos por representantes oficiales del Estado colombiano, y que cuentan como testigos a cinco países garantes”, expresó el texto de los guerrilleros fechado en La Habana y difundido también por medios colombianos.

El 18 de enero, las autoridades colombianas informaron sobre su negativa a retomar las conversaciones en La Habana luego de un atentado con coche bomba en una academia militar al sur de Bogotá en el que murieron 21 policías y 68 personas resultaron heridas.

Además, a pedido del gobierno de Duque, Interpol colocó una circular roja contra el jefe de la delegación negociadora del ELN, Pablo Beltrán, y la fiscalía colombiana ordenó la captura de cuatro de los principales jefes del ELN que, según informes de inteligencia, se encontrarían en Cuba y Venezuela. Se les acusa de rebelión y homicidio.

En paralelo, Colombia anunció recompensas millonarias por cualquier información sobre el paradero de los jefes del grupo guerrillero.

Duque proporcionó la información durante un acto público y además de ofrecer dinero por la captura de los rebeldes incluyó a narcotraficantes del Clan del Golfo y otros grupos ilegales, poniendo a los guerrilleros en un plano de delincuencia. “Para que ellos sepan que todo un país los está persiguiendo, porque no queremos más asesinatos de líderes, no queremos más terrorismo, no queremos más secuestros y no queremos más extorsión”, expresó.

Desde hace décadas Colombia enfrenta problemas de violencia.

Cuba, por su parte, condenó tajantemente el atentado y recordó su rechazo a cualquier forma de terrorismo, aunque la situación la pone en una posición difícil, pues durante décadas Estados Unidos justificó sus sanciones económicas y financieras contra la isla poniéndola en una lista de patrocinadores de dicha violencia, de la cual salió durante la administración del presidente Barack Obama. Esto coincidió con el proceso de paz desarrollado por el gobierno y las hoy extintas Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC). Además, se expresó a favor de respetar el protocolo firmado por las partes.

“El gobierno colombiano ha generado una situación que tiene unas repercusiones diplomáticas con múltiples países, en primer lugar con Cuba y Noruega, ambos países son garantes”, dijo a la AP el senador colombiano Iván Cepeda.

El ELN inició conversaciones de paz con el gobierno del expresidente Juan Manuel Santos en 2017 en Ecuador, aunque ambas partes nunca pudieron acordar un alto al fuego. Posteriormente, las negociaciones pasaron a Cuba que se mantiene como garante junto con Noruega.

"Por supuesto, esto puede generar tensiones en las relaciones con Cuba”, manifestó a la AP Sandra Borda, profesora de ciencias políticas y estudios internacionales de la Universidad de los Andes en Colombia. “Y los del ELN deben sentir que no hay garantías en materia de seguridad para el regreso”.

Al asumir la presidencia en agosto, Duque indicó que se daría un tiempo para evaluar las conversaciones, pero la tensión y las acusaciones entre el gobierno y la guerrilla fueron en aumento. Las autoridades manifestaban su rechazo a acciones rebeldes que no cesaron y estos acusaron al gobierno de no tener voluntad real de paz.

El ELN nació en 1965 como un proyecto político inspirado en la revolución cubana y tiene en la actualidad en sus filas a unos 1.600 combatientes, según cifras oficiales.

_____

El corresponsal de The Associated Press en Colombia, César García, contribuyó con este reporte.