La marca de comida congelada Devour, de Kraft Heinz, buscará atraer atención en su debut en el Super Bowl con un anuncio que se burla de la "adicción al porno" de un hombre: "el porno de la comida congelada".

Los anuncios en el Super Bowl han usado desde hace tiempo tonos pícaros y sexuales para destacarse en el mayor escenario de la publicidad televisiva de Estados Unidos.

Cabe recordar a Cindy Crawford bebiendo Pepsi mientras lucía unos pantalones muy cortos en 1992 o el anuncio de GoDaddy de 2013 que mostró un close-up extremo de un beso, pero los anunciadores han calmado el tono en años recientes, centrándose en enfoques taimados, como animales, humor o celebridades. Sin embargo, los anuncios atrevidos corren el riesgo de ofender o polarizar a la audiencia que las compañías tratan de atraer.

Allen Abramson, cofundador de la firma consultora de marcas MetForce, dice que es muy probable que eso le suceda al anuncio de Devour.

"Quizás los jóvenes se van a reír, pero va a hacer muy poco para vender los productos", dijo. "Es más probable que perjudique a la marca".

Entonces, ¿por qué arriesgarse? Lo que está en juego es mucho, empezando con el costo de un anuncio de 30 segundos: hasta 5 millones de dólares.

"Es un ejemplo de las intensas presiones sobre los anunciadores para decir a todo costo: 'Mírenme'", dijo. "No hay nada peor que gastarse 5 millones de dólares y que nadie lo note".

Devour dio a conocer el miércoles una versión "no censurada" del anuncio de 60 segundos en internet y planea una versión moderada de 30 segundos para el Super Bowl del 3 de febrero. Devour no ha dado detalles de lo que va a cortar, aparte de decir que no va a usar la palabra "porno". Aun así, agregó Adamson, puede resultar contraproducente, porque el mensaje provocador no se vincula directamente con el producto.

En la versión en internet, una mujer habla del problema de su novio con el "porno de la comida congelada" y dice que él lo mira varias veces al día y tiene un alijo de fotos... de comida. Entre las frases insinuantes está una en la que la mujer dice que la adicción ha hecho de su novio “un hombre de tres minutos", aludiendo al tiempo que demora descongelar la comida.

Aunque la gente no asocia usualmente la comida congelada con lo sexual, el anuncio de Devour es congruente con anuncios suyos previos.

Otros anunciadores en el Super Bowl serán Anheuser-Busch, Pepsi, Kia y Verizon.