El gobierno en España perdió el martes una votación en el Congreso para modificar la ley de alquiler de vivienda, lo que constituye un revés para los socialistas en su intento por reunir apoyo para la aprobación del presupuesto nacional.

El partido Podemos de extrema izquierda votó en contra, porque dijo que el decreto del gobierno fue insuficiente para limitar el costo de los alquileres, específicamente al no conceder a los gobiernos locales la autoridad de poner un techo a los arrendamientos.

El presidente del gobierno Pedro Sánchez encabeza un gobierno minoritario y necesitará del apoyo de Podemos, al igual que el de otros partidos menores, para aprobar su presupuesto.

Si no logra este cometido, Sánchez se verá apremiado a convocar elecciones anticipadas en lugar de llegar a la conclusión de la actual legislatura en 2020.

España ha experimentado en fechas recientes alzas considerables al alquiler de viviendas.