Un sondeo entre cientos de líderes empresariales de todo el mundo reveló el lunes “un incremento récord de pesimismo” respecto a la economía global, una sensación empapada por las disputas comerciales, la desaceleración mundial y la disipación de los beneficios de los recortes fiscales promulgados por el presidente estadounidense Donald Trump.

De acuerdo con la consultora PwC, su sondeo anual más reciente de directores generales reveló que el 30% de ellos cree que el crecimiento se reducirá este año, una cifra seis veces mayor a la del año previo.

El sondeo, publicado en la víspera de la inauguración del Foro Económico Mundial en Davos, Suiza, recaba las respuestas de más de 1.300 directores generales de todo el mundo y es visto como un buen pronóstico para los resultados económicos.

El presidente de PwC, Bob Moritz, dijo en una entrevista que “existe un poco sorprendente incremento en la cantidad de pesimismo de los líderes empresariales sobre la economía global para los próximos 12 meses”.

Dijo que la “confianza está disminuyendo” en medio de tensiones comerciales y proteccionismo.

El 35% de los directores encuestados citó las eternas preocupaciones de las regulaciones excesivas como la principal amenaza a sus negocios. Pero la “incertidumbre política” — una nueva métrica presentada este año — se ubicó en un cercano segundo lugar, de acuerdo con el sondeo.

El sondeo de directores generales en 91 territorios se realizó a través de internet, personalmente y vía telefónica entre septiembre y octubre.

El pesimismo fue quizá más pronunciado respecto a Estados Unidos. El estudio reveló un descenso de 41 puntos porcentuales en el número de CEO que eligieron a Estados Unidos como uno de los principales mercados para crecer, y el optimismo entre los ejecutivo de América del Norte fue el que registró una caída más drástica, del 63% al 37%.

Moritz insinuó que el dominio de Estados Unidos en los asuntos mundiales ya no es lo que solía ser, resaltando cómo el centro de gravedad de los mercados de capital ha permanecido en Estados Unidos durante casi todo el último medio siglo. “Ahora vemos que se mueve un poco más al este”, a China y otras partes de Asia, comentó.

Las medidas del gobierno del presidente Trump respecto a sus prácticas comerciales con China y otros importantes aliados han dejado consecuencias. Según PwC, el 98% de los CEO de Estados Unidos y nueve de cada 10 de sus contrapartes chinas expresaron su preocupación por los problemas comerciales entre ambas naciones.

Moritz también señaló la incertidumbre en torno al Brexit, limitándose a decir: “Nunca se sabe a dónde irán estas cosas”.