Uber aumentará la edad mínima de sus choferes en Holanda y tomará otras medidas para mejorar la seguridad vial luego de una serie de accidentes mortales que involucraron a conductores del servicio de transporte, informó el lunes la empresa.

La edad mínima aumentará de 18 a 21 años para los choferes que utilicen la aplicación, informó el director general de Uber en Holanda, Thijs Emondts, en un comunicado publicado en el sitio web de la compañía.

Uber también insistirá en que los choferes tengan por lo menos un año de experiencia y desarrollará un curso de capacitación en seguridad vial obligatorio para todos los conductores menores a 25 años.

Rob Stomphorst, vocero de la organización de seguridad vial Safe Traffic en Holanda, dijo que cuatro personas fallecieron en las últimas semanas en accidentes que involucraron automóviles Uber en el país. Agregó que las circunstancias de los accidentes continúan bajo investigación.

La organización tiene planeado trabajar de la mano con Uber para desarrollar la capacitación en seguridad vial.

Stomphorst elogió las nuevas medidas y dijo que eran “un paso en la dirección correcta”, aunque señaló que se necesita hacer más para aumentar la seguridad.

No se ha podido contactar a la filial holandesa de Uber.

Uber, con sede en San Francisco, ha crecido rápidamente en todo el mundo al ofrecer una alternativa a los taxis tradicionales a través de una aplicación en los teléfonos que vincula a la gente que necesita transportarse con choferes de automóviles privados. Ha provocado protestas de los taxistas que argumentan que Uber no cumple con los mismos estándares que ellos, lo que le da al servicio una ventaja injusta y pone al público en riesgo.

En el comunicado, Emondts dijo que garantizar la seguridad de los usuarios de Uber y de las ciudades donde opera el servicio es la máxima prioridad de la compañía.

“Es por eso que estamos muy preocupados por los recientes accidentes viales en los que ha habido muertos”, dijo y expresó sus condolencias a las familias y amigos de las víctimas.

“Aunque todavía no podemos establecer un claro vínculo entre los accidentes, estamos determinados a aprender de ellos y mejorar la seguridad para todas las personas en el transporte”, añadió.