El presidente de Francia Emmanuel Macron recibirá el lunes a 150 líderes comerciales internacionales en el Palacio de Versalles con la esperanza de generar apoyo para su agenda mientras continúan las protestas de los “chalecos amarillos” contra las políticas económicas de su gobierno.

Se espera que los directores generales o altos ejecutivos de Microsoft, Uber, General Electric, Procter & Gamble y Coca-Cola estén entre los asistentes al evento de la tarde, en donde Macron buscará promover cambios fiscales y otras medidas con la intención de atraer inversión extranjera.

Los ejecutivos extranjeros tienen programada una escala en Francia de camino al Foro Económico Mundial en Davos, Suiza.

Varias compañías utilizaron el evento de Versalles para anunciar las inversiones planeadas en Francia por un total de 600 millones de euros (682 millones de dólares), dijo la oficina de Macron.

El grupo chino Microport, que se especializa en dispositivos médicos, planea invertir 350 millones de euros (398 millones de dólares) a lo largo de cinco años para producir marcapasos y desfibriladores en Francia.

El productor estadounidense de alimentos Mars dijo que invertirá 120 millones de euros (136 millones de dólares) para trabajar en ocho ubicaciones en Francia.

Microsoft e IBM anunciaron el desarrollo de centros que se enfocan en inteligencia artificial.

El grupo tecnológico estadounidense, Cisco, tiene un plan de 60 millones de dólares (68 millones de dólares) para desarrollar más su laboratorio de innovación e investigación en París para 2022.

El instituto de estadísticas nacional, Insee, redujo el mes pasado el pronóstico de crecimiento de 2018 en Francia a 1,5%, del 2,2% en 2017.