Un eclipse lunar podrá verse el domingo a la noche cuando la Tierra se sitúe justo entre el Sol y la Luna, un fenómeno que no se repetirá hasta el 2021.

Será además una “Superluna”, llamada así porque será una luna llena más grande debido a su inusual proximidad con la Tierra.

Todo el eclipse durará más de tres horas. La totalidad -- cuando la sombra de la Tierra oscurece totalmente a la Luna -- tardará una hora. La Luna se verá rojiza debido a rayos de luz que le rozarán desde la atmósfera terrestre.

Cualquier persona en cualquier parte del mundo podrá ver la superluna, pero el eclipse entero será visto solamente desde Norteamérica y Suramérica, o en el norte y el oeste de Europa.