El primer ministro israelí Benjamin Netanyahu se encuentra el domingo en Chad para restablecer las relaciones diplomáticas rotas hace casi 50 años.

Es parte de la estrategia de Netanyahu de buscar aliados entre las naciones en desarrollo que históricamente han apoyado a los palestinos en la ONU y otros foros internacionales.

El presidente de Chad Idriss Deby visitó Israel en noviembre y allí los dos líderes hablaron de mayor cooperación en las áreas de agricultura, combate al terrorismo, protección fronteriza y tecnología.

Netanyahu elogió “el importante acontecimiento histórico” de restablecer las relaciones con el país de mayoría musulmana fronterizo con Libia y Sudán.

"Israel está mejorando sus relaciones con el mundo islámico. Esto es resultado de un gran esfuerzo los últimos años. Estamos haciendo historia, estamos convirtiendo a Israel en una potencia en ascenso”, dijo Netanyahu en N'Djamena, la capital de Chad.

Chad rompió relaciones con Israel en 1972 bajo presión de los países árabes.