Agentes antiterrorismo mataron a cuatro supuestos insurgentes, dos de ellos mujeres, en un tiroteo en la provincia oriental de Punjab el sábado, informaron las autoridades en Pakistán.

Los insurgentes que viajaban en un auto abrieron fuego cuando la policía los detuvo cerca de la ciudad de Sahiwal, dijo el oficial Rai Tahir. Agregó que los agentes consiguieron información de inteligencia en una operación anterior. Ningún agente sufrió heridas en el tiroteo.

Tahir dijo que tres sospechosos escaparon en moto y eran perseguidos por la policía. Añadió que los insurgentes suelen usar mujeres y niños como escudos humanos cuando viajan.

Los cuatro muertos fueron identificados por familiares como vecinos de la zona de Kot Lakhpat, un suburbio de Lahore: el tendero Mohammad Khalil, de 42 años; su esposa Nabila, de 38; su hija Areeba, de 13, y un amigo, Zeeshan Javed, quien conducía el auto y aparecía en la lista de terroristas buscados.

Resultó herido un hijo, Umair, quien dijo a un periodista local que la familia iba a asistir a una boda.

Centenares de personas salieron a las calles en Lahore y Sahiwal, acusando a la policía de matar a ciudadanos inocentes y de montar un tiroteo para lucimiento de la fuerza.

El jefe de policía Amjad Saleemi ordenó una investigación a cargo de un equipo integrado por representantes de varias agencias de seguridad, el que debe presentar un informe en tres días.