Un clérigo islámico que fue el líder ideológico de los terroristas de Bali y otros activistas indonesios estaba siendo liberado antes de cumplir una condena de 15 años de prisión después de que el presidente del país accediera con la condición de que renuncie a sus creencias radicales, confirmaron los abogados el sábado.

Abu Bakar Bashir había sido excluido previamente de libertad condicional debido a su negativa a reconocer la autoridad del gobierno laico. Insiste en que él solo es responsable ante Dios y que Indonesia debe ser gobernada por la ley islámica.

Su liberación está prevista durante la campaña para las elecciones presidenciales previstas para abril, en las que los opositores al presidente Joko Widodo han intentado desacreditar a Bashir por no ser lo suficientemente islámico.

El abogado Yusril Ihza Mahendra, presidente de un partido político islámico y asesor de la campaña de reelección de Widodo, dijo el sábado en una conferencia de prensa que había llevado el tema del encarcelamiento de Bashir ante Widodo, quien se mostró dispuesto a "respetar" las creencias de Bashir y aliviar las condiciones para su puesta en libertad.

"El presidente dejó de lado los reglamentos ministeriales", afirmó. "En términos de la ley, la regulación ministerial era una política para que el presidente, como máximo responsable, pudiera anular la regulación ministerial."

Widodo anunció el viernes que Bashir, de 80 años y quien goza de buena salud, será puesto en libertad por razones humanitarias. No se ha anunciado la fecha de su liberación, pero se espera que ocurra dentro de unos días.

El clérigo fue arrestado casi inmediatamente después de los atentados de Bali de 2002. La mayoría de las 202 personas que murieron en los ataques con bombas eran extranjeros, entre ellos decenas de australianos, lo que dejó una profunda cicatriz en ese país.