La operación para recoger un sinnúmero de contenedores de carga del fondo del mar cerca de la costa del noroeste de Holanda comenzó el viernes, más de dos semanas después de que las pesadas cajas se cayeron de un buque mercante durante una tormenta.

Security Region Friesland, la autoridad local que está coordinando la operación, dijo en su sitio web que la tarea comenzó tras varios aplazamientos causados por el mal tiempo.

El buque MSC Zoe perdió 291 contenedores a principios de este mes mientras iba de Portugal al puerto alemán de Bremerhaven. Algunos de ellos se abrieron y la marea llevó los artículos que llevaban a playas cercanas.

Se están usando dos barcos para sacar los contenedores. La autoridad marítima holandesa dijo que cerca del lugar de la operación hay barcos de pesca listos para recoger lo que se pueda desprender de los contenedores.