Los países de la Unión Europea parecían dispuestos el viernes a desairar una conferencia internacional sobre Medio Oriente convocada para el mes próximo en Polonia ante temores de que se trate de una campaña de Estados Unidos para elevar la presión sobre Irán.

Diplomáticos de la UE expresaron dudas sobre la verdadera agenda de la conferencia del 13-14 de febrero, al señalar que fue organizada con escaso preaviso y que aparentemente Irán no fue invitado.

Un funcionario de la UE dijo que la comisionada de política exterior del bloque, Federica Mogherini, tiene otros compromisos y no asistirá.

Los diplomáticos y funcionarios informaron a la prensa bajo la condición de no ser identificados porque todavía no ha habido una discusión formal entre los ministros.

La UE brega por mantener con vida un acuerdo internacional que pone coto a las ambiciones nucleares de Irán desde que Estados Unidos denunció el pacto el año pasado.