Nissan Motor Co. dijo el jueves que eliminará hasta 700 puestos de contratistas en su planta de Mississippi debido a la poca venta de camionetas tipo pickup Titan y vans.

El fabricante emplea 6.400 empleados y contratistas en Canton, Mississippi.

La decisión ocurre un mes después de que Nissan anunció que iba a recortar 1.000 puestos en dos fábricas en México.

Reportes indicaron en mayo que la armadora automotriz japonesa recortaría su producción en hasta 20% en Norteamérica debido a las pocas ganancias.

El último recorte anunciado ocurre tras el arresto en Japón del ex presidente Carlos Ghosn, quien encabezó una expansión de producción en el mercado más grande de Nissan. La portavoz de la compañía Lloryn Love-Carter dijo que los recortes no están relacionados a los problemas de Ghosn.

La vocera dijo que algunos puestos serán eliminados conforme los trabajadores se retiren o renuncien en la fábrica de motores en Decherd, Tennessee, pero que el anuncio del jueves no afecta a su planta de Smyrna, Tennessee.