El cuerpo de una beba recién nacida fue hallado en el baño de mujeres de un almacén de distribución de Amazon, informó la policía de Phoenix.

La policía no identificó a la beba ni aclaró si la madre es empleada de Amazon.

La persona que halló a la niña el miércoles por la noche dio el aviso y los bomberos confirmaron que estaba muerta, dijo el sargento Vince Lewis, quien añadió que se investiga la causa de muerte.

Amazon dijo en un comunicado que colabora con la investigación policial de este incidente “terriblemente triste y trágico”.

El enorme centro de distribución es una de varias instalaciones de Amazon en la zona metropolitana de Phoenix.