Algunos legisladores de Virginia Occidental quieren donar 10 millones de dólares para el muro que el presidente Donald Trump ha propuesto construir en la frontera con México.

La Cámara de Delegados, de mayoría republicana, dijo el lunes en un comunicado que una propuesta que ha sido planteada es usar 10 millones del actual superávit presupuestario de 186 millones del estado para el muro.

Trump quiere que se asignen 5.700 millones de dólares a la construcción de un muro en 375 kilómetros (235 millas) de frontera, y el gobierno ha estado parcialmente cerrado porque los legisladores demócratas y Trump han llegado a un punto muerto por su pedido. La donación ofrecida por Virginia Occidental pagaría por una pequeña fracción del costo.

La semana pasada un legislador de Montana propuso dar más de 8 millones para el muro, mientras que senadores de Dakota del Sur votaron en favor de exigir la construcción de una barrera metálica.

Los patrocinadores de la medida en Virginia Occidental son los delegados republicanos Carl "Robbie" Martin, de Upshur; Patrick Martin, de Lewis; y Caleb Hanna, de Webster. Robbie y Patrick Martin son hermanos.

Virginia Occidental tiene por mucho el índice más alto de muertes por sobredosis de drogas en Estados Unidos. Los tres legisladores dijeron el martes en una conferencia telefónica que los 10 millones ayudarían a reducir el flujo de drogas de México hacia Virginia Occidental.

"Nuestros votantes están afligidos, dicen que necesitan ayuda con este problema de drogas", dijo Patrick Martin. "Los residentes de Virginia Occidental quieren este muro. Creo que ellos quieren seguridad fronteriza".

El narcotráfico está concentrado en puertos terrestres de entrada, no en tramos remotos en la frontera, de acuerdo con un informe del 2018 realizado por la DEA. La técnica de narcotráfico más común que usan las bandas criminales transnacionales es esconder la droga en autos de pasajeros o tractocamiones que quieren a cruzar Estados Unidos a través de cruces fronterizos, donde los detienen e inspeccionan. También usan autobuses, trenes de carga y túneles, de acuerdo con el informe, que resalta otros métodos de contrabando que tampoco se verían afectados por un muro fronterizo.

La DEA halló que la mayoría de la heroína vendida en Estados Unidos es traída de contrabando desde México, pero la agencia ha dicho que China es la principal fuente de fentanilo y otros opioides sintéticos que han inundado el mercado estadounidense. China rechaza esta premisa.

El informe de la DEA también resaltó que los cárteles de México y Latinoamérica están llenando el vacío que hay por la reducción de laboratorios de metanfetaminas en Estados Unidos.

El presidente de la cámara baja, el republicano Roger Hanshaw, no ha respondido un mensaje que se le dejó en busca de comentarios.

La presidenta del Partido Demócrata de Virginia Occidental Belinda Biafore calificó la propuesta como una “maniobra política” porque el dinero debería usarse para otras necesidades apremiantes en el estado.

Trump ganó en Virginia Occidental con un margen de 42 puntos porcentuales en la elección del 2016, y el 63% de los votantes que sufragaron en la elección de medio período presidencial aprobó su gestión.