Una pareja de Detroit ha sido inculpada por la sobredosis con opioides de su hija de 18 meses que murió en Navidad.

El fiscal del condado de Macomb informó que la autopsia demostró que Ava Floyd había ingerido 15 veces más la cantidad de fentanilo de aquella que las autoridades han visto en las últimas 30 muertes por sobredosis en el condado, reportó el periódico Detroit Free Press.

La fiscalía dijo que Antonio Floyd, de 28 años, y Shantanice Barksdale, de 27, fueron acusados el lunes y encarcelados por cargos de homicidio involuntario. El 29 de enero tendrán las examinaciones preliminares.

Smith dijo que la pareja producía fentanilo en su casa de Clinton Township y las autoridades creen que la menor bebió algo que contenía la droga. Ava fue llevada a casa de su abuela donde dejó de respirar.

El abogado de Floyd se negó a comentar el martes. The Associated Press dejó un mensaje en busca de comentario del abogado de Barksdale.