Un enorme disco de hielo giratorio de 91 metros de diámetro está llamando la atención en las afueras de Portland.

El disco en el río Presumpscot ha sido posteado ampliamente en las redes sociales y se lo ha comparado con una nave extraterrestre, un carrusel y la luna.

Una multitud lo observaba embelesada el martes por la tarde en Westbrook.

Se cree que el disco se formó naturalmente en un tramo del río donde una corriente circular provoca un remolino, dijo Tina Radel, la funcionaria municipal a cargo de mercadeo y comunicaciones.

No es la primera vez que aparece un disco, pero ninguno ha sido tan grande, dijo Radel.

Rob Mitchell, dueño de un edificio de oficinas vecino, lo vio el lunes e inmediatamente avisó a la municipalidad.

Las autoridades dicen que el disco gira lentamente en sentido antihorario y ha servido de balsa para patos y otras aves. “Los patos rotan en esta gran charola giratoria”, dijo Mitchell.