Las autoridades en Bélgica y Portugal desmantelaron una pandilla que presuntamente organizaba matrimonios falsos, en su mayoría entre mujeres portuguesas y hombres paquistaníes, informó el martes la agencia policial de la Unión Europea.

Con los documentos de matrimonio, los hombres buscaban obtener la residencia en la Unión Europea de manera irregular. A cambio de casarse con desconocidos, las mujeres recibían varios miles de euros, informó Europol en un comunicado.

Después de contraer matrimonio en Portugal, las parejas se mudaban a Bélgica en donde al parecer utilizaban empresas fantasma para obtener prestaciones sociales y derechos legales. El comunicado no especificó porqué Bélgica era el destino preferido.

Europol dijo que arrestó a tres sospechosos en Portugal y a 17 más en Bélgica, donde también halló a 43 personas que describió como "migrantes irregulares".