Miles de personas protestaban el martes contra lo que perciben como una amenaza a la igualdad y protección de la mujer debido a un acuerdo que lleva al poder a una coalición que depende del apoyo de un partido de la extrema derecha antifeminista en la populosa región española de Andalucía.

Los manifestantes rodearon el parlamento en Sevilla, la capital regional, donde Juan Manuel Moreno, del Partido Popular, ofrecía su discurso de investidura como gobernador de Andalucía.

Moreno fue juramentado el martes con el apoyo del partido de centroderecha Ciudadanos, que ocupará puestos clave en el gabinete, y Vox, partido de extrema derecha que quiere eliminar leyes de abuso doméstico.

Algunos políticos en estos partidos quieren que la alianza se replique en elecciones de otras regiones de España.

Una gran manifestación también se llevó a cabo durante la tarde del martes en Madrid, donde cientos de manifestantes, en su mayoría mujeres, llenaron la plaza Puerta del Sol.

Vox también se opone a la migración ilegal y aboga por debilitar a la Unión Europea.

El nuevo gabinete andaluz pone fin a 36 años de dominio del Partido Socialista en la región.