Un operativo israelí de espionaje terminó mal al tratar de instalar aparatos para monitorear las comunicaciones de Hamas, según los hallazgos de una investigación del grupo que gobierna Gaza.

En un comunicado televisado el sábado, Abu Obaida, portavoz de la Brigada Qassam, el brazo armado de Hamas, dijo que 15 efectivos encubiertos de las fuerzas militares ingresaron a Gaza aprovechando la neblina con la intención de instalar equipo de telecomunicaciones para espiar la red de comunicaciones de Hamas. Obaida mostró fotos de taladros, sierras y otras herramientas, pero no dio más evidencias.

El fallido operativo de noviembre desató la violencia fronteriza más feroz entre Israel y milicianos de Gaza desde la guerra del 2014.

Integrantes de Hamas detuvieron a la unidad encubierta israelí en un carro civil en un retén, desatando un tiroteo que dejó dos milicianos y un efectivo militar muertos.