La usualmente monótona burocracia de registrarse hizo llorar el martes a algunos residentes de Florida, después de que la mayoría de los criminales recuperaron su derecho al voto gracias una enmienda a la constitución estatal.

“Volveré a ser un ser humano. Volveré a ser un ciudadano estadounidense”, dijo Robert Eckford con la voz entrecortada después de llenar la solicitud en una oficina de supervisión electoral en Orlando.

La medida de votación entró en vigor el martes, anulando una prohibición que daba a Florida el mayor número de personas sin derecho al voto en todo el país. Posiblemente aumente la cantidad de votantes elegibles hasta en 1,4 millones de personas en un estado sin una clara preferencia partidista, conocido por sus pequeños márgenes en elecciones clave.

“Soy un exmarine”, dijo Eckford, quien cumplió con una sentencia de siete años en prisión por un delito relacionado con drogas. “Yo serví a este país. Cumplí mi condena. Cometí algunos errores, pero gracias a Dios el sistema funciona”.

Casi el 65% de los votantes de Florida aprobaron la enmienda 4 en las elecciones de noviembre, que fue redactada para entrar en vigor el martes. Aplica a todos los criminales que han cumplido con su condena y con los términos de su libertad condicional y bajo palabra, con excepción de aquellos condenados por homicidio o agresiones sexuales.

Todavía no está claro cómo se abordarán esos registros en la capital del estado. El gobernador Ron DeSantis dijo el lunes que cree que la legislatura todavía debe aprobar una ley de implementación que detalle el proceso de restauración.

“Se necesitará guía para eso. No es retrasarlo. La gente expresó su opinión en el tema. Será implementada, pero creo que debe implementarse como la gente lo considera y no creo que quieran ver que un agresor sexual pase desapercibido”, dijo a la prensa.

Grupos defensores de derechos civiles han afirmado que la medida es de efecto inmediato, pero para estar seguros advirtieron que están preparados para llegar al tribunal si hay demoras.

Los supervisores electorales estatales publicaron notificaciones en sus oficinas y sitios web para informar que aceptarían las formas de registro a partir del martes. Señalaron que los nuevos votantes no deberán presentar pruebas de que cumplieron con su sentencia, sino que simplemente deberán llenar la solicitud y firmar bajo juramento que se han restaurado sus derechos para votar.

____

Gómez Licón reportó desde Miami. El periodista de Associated Press Brendan Farrington contribuyó a este despacho desde Tallahassee, Florida.