Un juez de California elimina varios derechos laborales a los maestros de escuelas públicas

  • El magistrado dice que las leyes de contratación y despido de los profesores afectan a los estudiantes porque les imponen "malos maestros".
  • Además, puntualiza que estos maestros se concentran en escuelas con alumnos de minorías y de familias de bajos ingresos.
  • El fallo responde a una demanda impuesta en 2012 por un grupo de nueve estudiantes.

Un juez eliminó el empleo permanente y otras protecciones laborales de que gozan maestros de escuelas públicas de California, calificándolas de inconstitucionales. 

Según afirmó el magistrado, tales leyes afectan a los estudiantes, especialmente los pobres y de minorías, porque les imponen malos maestros.

En una decisión histórica, que pudiera influir el debate cada vez más fuerte sobre el empleo de por vida de los maestros en todo el país, el juez Rolf Treu del Tribunal Superior de Los Angeles citó el caso histórico de Brown vs. Junta de Educación al fallar que los estudiantes tienen un derecho fundamental a una educación igualitaria.

El caso abarca a alumnos desde kínder hasta duodécimo grados La demanda, interpuesta en el año 2012 por un grupo de estudiantes, quiere eliminar los obstáculos que enfrentan los administradores escolares para despedir a un maestro que no ha dado muestras de eficiencia profesional.

Al coincidir con los nueve alumnos que plantearon la demanda hace dos años, falló que las leyes de California sobre la contratación y despido de maestros han resultado en "una cantidad significativa de maestros abrumadoramente infectivos en las aulas del estado".

También concordó con los demandantes al decir que una parte desproporcionada de esos maestros están en escuelas donde la mayoría de los alumnos son de minorías y de familias de bajos ingresos.

El juez suspendió la aplicación de su fallo hasta que se presente una apelación. El caso abarca a alumnos desde kínder hasta duodécimo grados.

Los maestrós apelarán

La Procuraduría General de California dijo que estudia sus opciones legales, mientras que la Asociación de Maestros de California, el mayor sindicato de maestros del estado, con 325.000 miembros, prometió apelar.

"Pasar por alto el proceso legislativo para quitar a los maestros de sus derechos profesionales sólo afecta a los estudiantes y las escuelas", indicó el sindicato.

Los maestros alegan desde hace mucho que la seguridad laboral evita que los administradores los despidan sin razón y alegan que el sistema protege la libertad académica y ayuda a atraer a maestros talentosos a una profesión que no paga buenos salarios.