La reina Beatriz de Holanda ha ofrecido este lunes un inesperado discurso televisado al país en el que ha anunciado su abdicación en favor de su hijo Guillermo, que se convertirá en jefe de Estado. "La responsabilidad sobre nuestro país debe recaer en las manos de nuevas generaciones", señaló.

La responsabilidad sobre nuestro país debe recaer en las manos de nuevas generacionesLa reina recordó que está a punto de cumplir 75 años —la misma edad del rey Juan Carlos— y defendió que es un "buen momento" para dar paso a su hijo, el príncipe Guillermo, de 45 años —la edad que cumple el príncipe Felipe el día 30 de enero—, que se convertirá el próximo 30 de abril en el primer monarca varón de Holanda desde finales del siglo XIX. Subrayó también que no se despide de los holandeses, "a los que espero encontrar a menudo" y aseguró que está "agradecida por los muchos años en los que he podido ser reina".

El primer ministro de Holanda, el liberal Mark Rutte, se dirigió posteriormente a la nación para destacar el papel desempeñado durante años por la reina y aseguró que ve preparado al heredero Guillermo y a su esposa, la argentina Máxima Zorreguieta, para hacerse cargo de sus tareas. "Estoy seguro de que el príncipe Guillermo Alejandro y la princesa Máxima cumplirán de forma exitosa sus nuevas funciones", dijo Rutte en una breve comparecencia tras el anuncio de abdicación.

Al heredero, recordó el primer ministro, le espera un cargo "importante y multifacético". Rutte expresó además todo su "respeto" y "admiración" por la figura de la reina Beatriz, a la que calificó como un "icono" para Holanda. "La reina Beatriz siempre ha estado ahí", subrayó Rutte, que destacó su papel en los momentos más difíciles del país.

Llevaba 33 años en el trono

La reina Beatriz llevaba 33 años en el trono, al que accedió en 1980 al abdicar su madre, la reina Juliana, que hizo el anuncio al cumplir los 71 años. Y si por algo se ha caracterizado en el último siglo la monarquía holandesa es por llevar tres mandatos consecutivos con reinas: primero fue la reina Guillermina I (reinó durante 58 años), luego Juliana I (estuvo 32 años como monarca) y en la actualidad Beatriz I. Tras el reinado de Guillermo, la sucesión parece también encaminada hacia otra mujer, puesto que el hasta ahora príncipe holandés solo tiene tres hijas.

Tras el reinado de Guillermo, la sucesión parece también encaminada hacia otra mujerBeatriz Wilhelmina Armgard de Orange-Nassau, nació en el palacio de Soestdijk de Baarm, en La Haya, el 31 de enero de 1938, y fue la primogénita de la entonces princesa Juliana y del príncipe Bernardo de Lippe-Biesterfeld.

Durante la Segunda Guerra Mundial la familia real holandesa se refugió en Canadá, tras una breve estancia en Inglaterra, y en 1945 regresó al país. En septiembre de 1948 se convirtió en heredera, al ser investida su madre reina de los Países Bajos, y en 1956, al cumplir la mayoría de edad, ingresó en el Consejo de Estado y como heredera de la Corona, comenzó a recibir un sueldo del Tesoro Público.

Conocida como la Princesa sonrisa, Beatriz de Holanda se casó en 1966 con el alemán Claus van Amsberg, que falleció en 2002. Tuvieron tres hijos, el príncipe heredero Guillermo (1967), Friso (1968) y Constantino (1969).

Guillermo y Máxima, una pareja popular en Holanda

El príncipe Guillermo está casado desde 2002 con la argentina Máxima Zorreguieta. La Princesa es hija de un ministro de la dictadura que gobernó ese país entre 1976 y 1983. La pareja, que tiene tres hijas, es la más popular de la Familia Real holandesa, sobre todo gracias a la espontaneidad de Máxima. Guillermo y Máxima son padres de tres niñas: Amalia (2003), Alexia (2005) y Ariane (2007).

Guillermo Alejandro de Holanda, príncipe de Orange-Nassau y primogénito de la reina Beatriz, nació el 27 de abril de 1967 en el Hospital Universitario de Utrecht (Holanda). Pasó su infancia en el castillo de Drakensteyn, en la comuna de Lage Vuursche, cerca de Utrecht.

Desde que terminó sus estudios representa cada vez con más frecuencia a la Casa Real en actos oficialesDesde que Beatriz accedió al trono de Holanda en 1980, el príncipe se convirtió en heredero de la Corona. Como tal, ostenta los títulos de Príncipe de Orange-Nassau, título histórico reservado al hijo mayor del Rey. En 1981 se trasladó con la Familia Real a La Haya y en 1985 obtuvo el título de Bachiller Internacional en el Atlantic College de Llantwit Major, en Gales (Reino Unido).

Al igual que la reina Beatriz, es miembro del Consejo de Estado desde su mayoría de edad. Finalizado su servicio militar en la Marina Real en 1987 y después de una formación de varios meses en el Instituto Real de la Marina en Helder, embarcó en varios buques de la Armada.

Licenciado en Historia por la Facultad de Letras de la Universidad de Leyde, obtuvo un máster en Historia en 1993. Tras finalizar su formación académica, obtuvo el diploma militar de piloto en el 334 Escuadrón de Transporte del Ejército del Aire. El Príncipe posee los grados de capitán de Navío, coronel de Infantería y coronel de la Fuerza Aérea. Desde que terminó sus estudios representa cada vez con más frecuencia a la Casa Real en actos oficiales.

Guillermo Alejandro reside en un palacete contiguo al palacio real en La HayaOtras de sus obligaciones oficiales son la presidencia de la Fundación Orange y sus visitas regulares a instituciones públicas, que le permiten estar al corriente del funcionamiento de la vida política de los Países Bajos. Una de las materias que ocupan su atención es la gestión del agua. En este sentido, desde 2006 preside la junta asesora de Aguas y Servicios de la Secretaría General de la ONU. El príncipe Guillermo ha sido miembro del alto patronazgo del Comité Olímpico Holandés y desde febrero de 1998 pertenece al Comité Olímpico Internacional.

Desde 1995, el príncipe Guillermo Alejandro reside en un palacete contiguo al palacio real en La Haya. Uno de los momentos más traumáticos de su vida ha sido el accidente de su hermano Friso, aplastado por una avalancha en la nieve y en coma desde febrero de 2012.