La policía de Seattle revela las llamadas al 911 luego del tiroteo en una pequeña universidad

  • Mientras un estudiante habla con la operadora, un compañero intenta detener el sangrado en su cuello y pecho.
  • Otras dos personas que fueron testigos, llamaron para describir con calma su ubicación y la del agresor.
  • Un hombre armado con una escopeta realizó disparos en la Universidad Seattle Pacific matando a un estudiante y ocasionando heridas a otros dos jóvenes.

Un estudiante habla con operadores del número telefónico de emergencias mientras un compañero de clase se esfuerza por detener el sangrado en su cuello y pecho. Otras dos personas que llamaron al 911 después de ser testigos de un tiroteo en una pequeña universidad de Seattle describían con calma su ubicación, la del agresor y la espantosa escena.

Este tipo caminó atrás de una de ellas, levantó su rifle y disparó directamente "Él caminó atrás de este muchacho", dijo la persona que realizó la llamada, agregando momentos después: "Había dos personas paradas ahí; y este tipo caminó atrás de una de ellas, levantó su rifle y disparó directamente".

Un día después de que un hombre armado con una escopeta realizó disparos en la Universidad Seattle Pacific, la policía de la ciudad dio a conocer los registros de las tras llamadas al 911 grabadas poco después del incidente. Las llamadas reflejan una mezcla de conmoción, calma y acción veloz de estudiantes, testigos y personal de la universidad.

Las llamadas al 911 "muestran la admirable calma e iniciativa de estudiantes, profesorado y otros testigos", describió la policía.

Detienen al agresor

La policía señaló que el agresor, quien mató a un estudiante de primero de 19 años y ocasionó heridas a otras dos personas jóvenes, tenía otros 50 cartuchos útiles y un cuchillo de caza. El atacante dijo después de su arresto que quería matar tanta gente como fuera posible antes de suicidarse, escribió la policía en una declaración presentada a la corte el viernes.

El atacante dijo que quería matar tanta gente como fuera posible antes de suicidarse El agresor, Aarón Ybarra, de 26 años, quedó detenido sin derecho a fianza. Fue arrestado en el lugar de los hechos después de que un estudiante lo derribó cuando estaba cargando nuevamente la escopeta, dijo la policía.

En una de las grabaciones, un estudiante llama al 911 después de que un alumno entró corriendo a un salón de clases sangrando del cuello. Los operadores hablaron entonces con el estudiante herido intentando obtener una descripción sobre el atacante.

"Le dispararon a alguien. Yo fui herido con fragmentos de metralla", dijo el estudiante. "Parecen como perdigones, según la persona que está presionando en la herida".

"Alguien recibió un disparo directo y cayó inmediatamente", agregó.

Después de que el estudiante asesinado fue identificado como Paul Lee, de Portland, Oregon, estudiantes comenzaron el luto por su compañero de clase, dejando notas, colocando una fotografía y rezando en un memorial improvisado cerca del pabellón Otto Miller, donde ocurrió la balacera.