Mientras crecía, George Hardeen nunca pensó demasiado en el hecho de que estaba emparentado con el mago más famoso de todos los tiempos, uno cuyo nombre es sinónimo de gran escape.

Pero a sus 66 años este hombre de Arizona comenzó a escarbar en la historia de su tío abuelo Harry Houdini en un viaje documentado en una nueva serie de Science Channel.

"Hablamos con muchos coleccionistas e historiadores, tipos que viven a Houdini todo el tiempo", dijo Hardeen. "Saben más sobre Houdini de lo que yo podré en toda mi vida".

"Houdini's Last Secrets" (Los últimos secretos de Houdini), que se estrena el 6 de enero, sigue a Hardeen mientras éste explora junto al escapista Lee Terbosic la ingeniería detrás de algunas de las hazañas más conocidas de Houdini.

El ilusionista nacido en Hungría, que llegó a Estados Unidos de niño, encabezó titulares a principios de los años 1900 por librarse de esposas, camisas de fuerza y hasta una lata de leche.

Cada uno de los cuatro episodios se enfoca en un truco diferente, incluyendo aquel en el que Houdini era sumergido de cabeza en un tanque de agua con grilletes en los pies. Un utilero construye la cámara y Terbosic recrea el famoso acto.

"Nadie sabe cómo Houdini hacía sus trucos. Así que lo pensamos y elaboramos nuestra propia metodología para que Lee pueda realizar el truco", dijo Hardeen.

Wyatt Channell, un productor ejecutivo de Science Channel, dijo que Houdini supo crear su imagen pública y mantener el interés de la gente pero que el programa intenta mostrarlo desde otra perspectiva.

"Todo el mundo piensa en él como escapista, ilusionista y mago, pero había mucha ingeniería detrás de lo que hacía", dijo Channell.

La compañía productora abordó a Hardeen hace alrededor de un año.

"De muchas maneras, pienso la serie es el viaje de George", dijo Channell. "George es realmente quien, como un hombre común, hace las preguntas que todos nos preguntamos: ¿Cómo hizo Houdini estas cosas?".

También aborda otras interrogantes, como si Houdini pudo haber sido reclutado como espía. Para esto, Hardeen entrevistó a John McLaughlin, exdirector de actuación de la CIA, mago de toda la vida y un admirador de Houdini.

El abuelo de Hardeen, Theo Hardeen, era el hermano menor de Houdini y un ilusionista en su propio derecho. El padre de George Hardeen no le contó a su hijo sobre su linaje mágico hasta que éste tenía unos 10 años.

"Mi hermana encontró una carta que llegó dirigida a mi papá, Harry Houdini Hardeen. Él siempre usaba el nombre de Harry H. Hardeen", dijo George Hardeen. "Ahí fue cuando básicamente nos lo dijo".

El programa ha ayudado a Hardeen a aprender más sobre el hombre detrás del ilusionista.

Houdini, quien murió el día de Halloween de 1926 a los 52 años, y otros miembros de su familia tenían una increíble ética laboral y aspiraban ser los mejores, dijo Hardeen. Houdini corría 16 kilómetros (10 millas) diarios para mantenerse en excelente estado físico, pero también era un coleccionista con un lado compulsivo, señaló.

"Eso cuadra con cosas que me contó mi papá", dijo Hardeen, quien trabaja como consultor de comunicaciones para una empresa de servicios públicos en Arizona.

La serie lo llevó a la Casa de Houdini, un museo en su antigua residencia en Budapest, Hungría, a donde espera también llevar a sus hijos.

A su hija menor, Shonie Hardeen, le encantaría tener esa oportunidad. La mujer de 24 años, quien vive en la localidad montañosa de Flagstaff en Arizona, dijo que el programa ha despertado su interés en la familia de su padre y en Houdini.

"Algunas personas son de algún lado en Europa y no pueden precisarlo", dijo Shonie Hardeen. "Supongo que es más fácil para mi familia entender algunas cosas porque se ha escrito tanto sobre él".

___

Terry Tang está en Twitter como https://www.twitter.com/ttangAP .