Los ministros de Exteriores de Rusia, Irán y Turquía acordaron el martes facilitar la reunión para la sesión inicial de una comisión que elaborará el borrador de una nueva constitución siria a principios del próximo año, diciendo que esperan que esto conlleve a iniciar un proceso de paz "viable y duradero".

En un comunicado conjunto leído por el ministro de Exteriores ruso Serguei Lavrov, manifestaron que el trabajo de la comisión debe de guiarse por un "criterio de acuerdo mutuo y participación constructiva".

Pero el enviado especial de la ONU para Siria, Staffan de Mistura, dijo que "falta correr una milla extra en esta maratón" para asegurarnos de que la comisión constitucional sea creíble, balanceada e inclusiva. Tras la reunión, se rehusó a dar más detalles a la prensa en Ginebra.

De Mistura, quien dejará su puesto el 31 de diciembre, prevé rendir un informe al Consejo de Seguridad el jueves.

La comisión de 150 miembros tiene la tarea de representar al gobierno, la oposición y la sociedad civil y es considerada por la ONU y Estados Unidos como entidad clave para que haya elecciones libres y se ponga fin a la guerra civil de siete años que ha dejado más de 450.000 muertos.