Un hombre sospechoso de proveer el arma de fuego utilizada en un tiroteo en un mercado navideño en el que murieron cinco personas en Estrasburgo ha sido acusado de terrorismo, según un funcionario francés cercano a la investigación.

El funcionario, quien no puede ser identificado ya que está la investigación en curso, dijo que el individuo compareció el lunes ante un juez y fue acusado de asociación criminal con terroristas, así como posesión y suministro de armas de fuego para un acto terrorista.

El hombre, quien ha sido detenido, es sospechoso de entregar el arma que el supuesto agresor Cherif Chekatt utilizó en el ataque del 11 de diciembre, dijo el funcionario.

Chekatt, de 29 años, murió en un tiroteo con la policía en Estrasburgo el jueves.

Otras dos personas fueron arrestadas el lunes como parte de una investigación terrorista que la fiscalía de París realiza en relación al incidente. También fueron sospechosos de “participar en el suministro del arma de fuego”, dijo el funcionario.

Con estos arrestos, tres están detenidos desde el ataque; los padres de Chekatt y dos de sus hermanos fueron interrogados la semana pasada y puestos en libertad.

El total de víctimas fatales del tiroteo aumentó a cinco el domingo por la noche, cuando un polaco murió de las heridas en un hospital de Estrasburgo. Barto Orent-Niedzielski, de 36 años, vivía en la ciudad, en donde trabajaba en el Parlamento Europeo y como periodista. Las otras muertes incluyen a un turista de Tailandia y un periodista de Italia.

Según los reportes, Orent-Niedzielski luchó con el agresor y evitó que éste entrara a un club lleno de gente, lo que posiblemente evitó más muertes.

El presidente polaco Andrzej Duda escribió en Twitter que “lo conocía de vista. Estoy conmocionado. No había caído en la cuenta que recibió una herida mortal protegiendo a otras personas. Honor a su memoria. QEPD”.

___

Samuel Petrequin en París y Monika Scislowska en Varsovia contribuyeron a este despacho.