Una obra del arquitecto genovés Renzo Piano reemplazará al Puente Morandi que colapsó en esa ciudad a mediados del año, anunció el martes el alcalde de Génova.

El proyecto, a un costo de 200 millones de euros (220 millones de dólares), estará a cargo de tres empresas italianas: la constructora Salini-Impregilo, la naviera estatal Fincantieri y la ferroviaria Italferr, expresó el alcalde Marco Bucci.

La construcción tardará unos 12 meses y debe concluir para fines del 2019, aunque la estructura aún no estará transitable, dijo el funcionario. El puente ya no se llamará Morandi, el nombre del arquitecto que construyó la estructura derrumbada, pero Bucci no dijo cómo se llamará.

El proyecto de Piano está inspirado en un navío. Las columnas se asemejarán a la proa y tendrán 43 lámparas formadas como la vela de un barco, en honor a cada una de las víctimas.

Piano será también supervisor técnico del proyecto.

El puente atraviesa una zona densamente poblada y es una de las principales arterias del norte de Italia, comunicando a Génova con Liguria y el sur de Francia, entre otros lugares.

El decreto que otorga la licitación a las tres empresas explica que se decidió usar columnas en vez de cables de suspensión “por respeto a la aversión psicológica que se desarrolló en la ciudad tras el colapso del Puente Morandi". La causa de la tragedia ocurrida el 14 de agosto no se ha determinado, pero se barajan hipótesis como la falta de mantenimiento o fallas de diseño del puente que tenía 51 años de antigüedad.

Salini Impregilio tiene gran experiencia construyendo puentes, incluyendo el Gerald Desmond Bridge de Long Beach, California, el Unionport Bridge que se está erigiendo en Nueva York y un segundo puente que se está construyendo sobre el Bósforo.

Salini Impregilo y Fincantieri crearon una empresa combinada llamada Peregnova para supervisar el proyecto, que según dijeron tardará 12 meses en completarse tras la demolición de la estructura antigua, lo que no ha comenzado. Salini Impregilo dijo que el nuevo puente sobre el Río Polcevera será de 1,1 kilómetros (1.200 yardas), estará hecho de acero y tendrá 20 segmentos con 19 muelles elípticos.

Fincantieri construirá los segmentos de acero en su fábrica en Genoa-Sestieri cerca de Verona, y de allí los trasladará al lugar del puente para acoplo y ensamblaje.

Pietro Salini, director general de Salini Impregilo, dijo que la compañía tratará de “reconstruir a esta ciudad lo más rápido posible y así enviar un mensaje a todo el país. Las obras públicas pueden impulsar la economía y generar empleo”.