Corte española se apresta a iniciar juicio a separatistas

Una audiencia preliminar en un caso de rebelión a separatistas catalanes el martes reveló cuál será la probable dinámica entre defensores y fiscales durante un juicio que previsiblemente dominará la...

Una audiencia preliminar en un caso de rebelión a separatistas catalanes el martes reveló cuál será la probable dinámica entre defensores y fiscales durante un juicio que previsiblemente dominará la política española.

Dieciocho políticos y activistas catalanes están acusados de rebelión, sedición, desacato y malversación de fondos públicos por los papeles que cumplieron en el intento de separarse de España el año pasado.

Un panel de siete magistrados escuchó los argumentos de los defensores a favor de que el caso sea visto por la corte regional principal de Cataluña en lugar del Tribunal Supremo en Madrid.

Los fiscales respondieron que Madrid era la sede adecuada, considerando que los sucesos que llevaron a la legislatura regional a declarar unilateralmente la independencia el 27 de octubre de 2017 tenían ramificaciones más allá de Cataluña.

Además, el supremo tenía jurisdicción en el caso porque el intento de secesión afectaba a todos los españoles, según los fiscales.

Los jueces del supremo rechazaron apelaciones similares de la defensa durante la etapa investigativa. Se espera una decisión final en los próximos días.

Si el caso continúa ventilándose en Madrid, se espera la comparecencia del exvicepresidente catalán Oriol Junqueras, el activista convertido en político Jordi Sánchez y los 16 acusados restantes cuando comience el juicio propiamente dicho a fines de enero.

Cuatro acusados están en su tercera semana de una huelga de hambre contra lo que consideran el trato injusto por parte de la justicia española. Las autoridades del gobierno central dicen que la huelga no tiene razón de ser y que la independencia del poder judicial garantiza los derechos de los acusados.

El “juicio del siglo”, como lo llama la prensa nacional, ha adquirido gran importancia política. Los separatistas declaran que utilizarán el proceso para demostrar que se los juzga por sus ideas, en particular por promover una agenda secesionista.

El partido de extrema derecha Vox, que surgió recientemente, quiere por su parte aprovechar el juicio para promover su intransigencia nacionalista y defensa de la unidad española de cara a las elecciones europeas y locales de mayo próximo.