Un hombre que se puso a asaltar, disparar y a robar vehículos murió en una persecución en la que intentó estrellarse contra otros automóviles, indicaron autoridades del centro de California.

Gustavo García, de 36 años y residente de Visalia, mató a un hombre e hirió a varias personas más en disparos aparentemente efectuados al azar desde el domingo. También asaltó una tienda de comestibles, se robó un camión, disparó hacia la casa de su exnovia y finalmente lesionó a cuatro personas en choques en sentido contrario en la carretera 65 antes de que fuera arrojado desde el automóvil y falleciera el lunes por la mañana.

Mike Boudreaux, jefe policial del condado Tulare, dice que se desconoce el móvil, pero tal vez el fin de una relación amorosa haya tenido algo que ver. Indicó que García tenía amplios antecedentes delictivos y fue deportado de Estados Unidos en 2014.