En su primera liturgia como jefe de la recién bautizada Iglesia Ortodoxa Ucraniana, el metropolitano Epifanio pidió el domingo a los ucranianos unirse bajo la nueva iglesia y orar por la paz del país.

Un día después de que los obispos ucranianos aprobaran el estatuto para una autoridad religiosa independiente de la Iglesia Ortodoxa Rusa, Epifanio apeló a los sacerdotes ucranianos que han trabajado bajo la iglesia rusa a unirse a su nueva comunidad.

“Estamos listos para aceptarlos con amor fraterno, respeto mutuo y olvidar todos los agravios que se han acumulado hasta ahora”, dijo Epifanio, quien fue elegido el sábado por los obispos de Ucrania para dirigir la nueva iglesia.

La creación de una nueva iglesia tiene el objetivo de unir a los creyentes ortodoxos ucranianos bajo un techo. Sin embargo, lograr el objetivo no es garantía ya que persiste una comunidad ortodoxa organizada en Ucrania leal al patriarca de Moscú.

En meses recientes, las autoridades ucranianas buscaron representar a los sacerdotes rusos ortodoxos como seguidores de los separatistas respaldados por los rusos que luchan en el este de Ucrania, afirmación que los clérigos negaron.

“Debemos completar la unificación de la ortodoxia ucraniana... orar para que termine la guerra (en el este de Ucrania) y por una paz justa en Ucrania”, dijo Epifanio.

Rusia ha rechazado enfáticamente la apuesta de Ucrania para su independencia espiritual. La Iglesia ortodoxa en Ucrania había sido un ala de la rusa desde finales del siglo XVII.

El presidente ucraniano, Petro Poroshenko, ha hecho de la creación de una iglesia ucraniana independiente un tema de campaña clave al postularse para la reelección en marzo. Sin embargo, ha insistido que quienes desean permanecer bajo la iglesia rusa tienen la libertad para hacerlo.

El patriarca Cirilo _ cabeza de la Iglesia Ortodoxa Rusa _ dirigió un servicio al que asistieron algunos desconcertados creyentes el domingo en la catedral de la Natividad de la Virgen, ubicada afuera de Moscú en Zvenígorod.

Al preguntarle The Associated Press qué pensaba de la nueva iglesia ucraniana, Vladímir Mijáilovich Gundiáyev respondió, “¿Para qué la necesitamos? Permite que nuestra Iglesia esté ahí, porque históricamente ésas son nuestras tierras”.