China anunció el viernes que suspenderá durante 90 días la subida de aranceles a importaciones de autos, camiones y piezas estadounidenses por importe de 126.000 millones de dólares tras la tregua alcanzada con Washington en una guerra comercial que amenaza al crecimiento económico global.

La agencia tributaria china dijo que la suspensión entrará en vigor el 1 de enero y busca cumplir el acuerdo alcanzado entre el presidente Xi Jinping y su homólogo estadounidense, Donald Trump, durante su reunión del 1 de diciembre en Argentina.

Beijing suspenderá el incremento del 25% en los aranceles a autos y camiones estadounidenses valorados en 66.000 millones de dólares, y el alza del 5% en piezas de automóviles por importe de 60.000 millones.

Trump ya había accedido antes a paralizar las subidas de impuestos que se iban a aplicar a las importaciones chinas a partir del 1 de enero mientras los dos bandos negocian.