Discuten acuerdo sobre cambio climático en cumbre de ONU

Con cara de sueño tras casi dos semanas de negociaciones, funcionarios de casi 200 países discutieron el viernes el primer borrador integral de un acuerdo que surgió en las conversaciones sobre...

Con cara de sueño tras casi dos semanas de negociaciones, funcionarios de casi 200 países discutieron el viernes el primer borrador integral de un acuerdo que surgió en las conversaciones sobre cambio climático de la ONU en Polonia, teniendo en cuenta que tenían poco tiempo para llegar a un consenso.

Anticipando la necesidad de más debates, los organizadores se alistaron para continuar la reunión, que debería de terminar el viernes, hasta el domingo. Algunos puntos siguen sin resolver, pero diplomáticos europeos y activistas manifestaron esperanzas de que se lograra un acuerdo para el sábado.

"Nos acercamos al último jalón", dijo la ministra alemana de Medio Ambiente Svenja Schulze. "Todavía hay un poco de descontento. No podemos decir que todo ha terminado. Pero se ve bien. Creo que al final saldremos airosos".

La reunión en Katowice - la 24ta cumbre de la ONU sobre cambio climático - trata de fijar las regulaciones que los países firmantes del Acuerdo de París en 2015 tienen que seguir, por ejemplo cómo reportar las emisiones de gas y qué medidas tomar para reducirlas.

Científicos dicen que las emisiones necesitan bajar drásticamente para el 2030 y llegar a casi cero para el 2050 a fin de evitar que la temperatura mundial promedio del planeta suba por encima de los 1,5 grados centígrados (2,7 grados Fahrenheit) para fines del siglo en comparación con la era pre-industrial.

Un informe científico reciente halló que fijar esa cifra como tope del calentamiento global evitaría consecuencias catastróficas para la vida en el planeta.

El actual borrador del acuerdo presentado durante la noche por el diplomático polaco que preside las negociaciones evita "aceptar" el reporte del Panel Intergubernamental sobre Cambio Climático sobre la meta de los 1,5 grados - posible concesión a Estados Unidos, Rusia, Arabia Saudí y Kuwait. Esos países exportadores de petróleo bloquearon el sábado una declaración de respaldo al estudio, enojando a otros países y ambientalistas.