May insiste en que el acuerdo para el Brexit marcha bien

La primera ministra británica Theresa May insistió el viernes en que el acuerdo entre Bruselas y Londres sobre el Brexit sigue con vida, pese a un fuerte rechazo de la Unión Europea después de que la...

La primera ministra británica Theresa May insistió el viernes en que el acuerdo entre Bruselas y Londres sobre el Brexit sigue con vida, pese a un fuerte rechazo de la Unión Europea después de que la funcionaria pidió cambios al pacto para hacerlo más aceptable para los legisladores británicos.

May llegó a una reunión de la UE en Bruselas buscando cambios vinculantes al acuerdo, pero el bloque le recalcó tajantemente que una renegociación no era posible. Los representantes de la UE se limitaron a ofrecerle garantías de que tratarían de avanzar rápidamente hacia un nuevo acuerdo comercial una vez Gran Bretaña deje la unión el 29 de marzo.

No obstante, May les dijo a reporteros en Bruselas que saludaba las palabras del bloque y que, como conclusiones formales de una cumbre de la UE, “tienen estatus legal”.

"Queda trabajo por hacer y estaremos hablando en los próximos días sobre cómo obtener más garantías que el Parlamento británico necesita para poder aprobar el acuerdo”, dijo May.

El optimismo expresado por May contrastó con el tono pesimista de muchos en el lado de la UE. Líderes del bloque expresaron dudas de que May pueda cumplir su parte del acuerdo y prometieron acelerar los preparativos para una situación potencialmente catastrófica de no acuerdo para la salida británica.

"Muy objetivamente, los indicios que escuchamos ayer no son especialmente tranquilizadores sobre la capacidad de Gran Bretaña de honrar el acuerdo asumido”, dijo el primer ministro belga Charles Michel en declaraciones a reporteros.

Tras expresar una “duda gigantesca” de que May puede conseguir la aprobación de su acuerdo de Brexit en el Parlamento británico, Michel dijo: “Vamos a prepararnos con certeza para todas las hipótesis, incluyendo la hipótesis de que no haya un acuerdo”.

May canceló una votación sobre el Brexit en el Parlamento esta semana tras quedar claro que los legisladores rechazarían el acuerdo al que ella llegó con la UE el mes pasado. La premier busca conseguir cambios de parte del bloque para conseguir la aprobación del Parlamento en enero.

En tanto, el ex primer ministro británico Tony Blair llamó a realizar un segundo referéndum sobre el Brexit.

Blair le pidió el viernes a May que deje insistir en el plan para dejar la UE. Afirmó que no sería “tan difícil” para May decir que ha hecho todo lo que pudo en las negociaciones, pero que no puede encontrar una solución que complazca al parlamento.

Dijo que sería razonable que May le pida al pueblo británico “decidir lo que vamos a hacer” en un referéndum público. La gobernante ha resistido llamados a una nueva consulta sobre el Brexit.