El hijo del presidente electo de Brasil negó estar involucrado en transacciones bancarias sospechosas. El caso involucra unos 300.000 dólares en operaciones financieras hechas por un chofer que trabajaba con Flavio Bolsonaro.

La semana pasada surgieron cuestionamientos después de que el Concejo de Control de Actividades Financieras dio a conocer un reporte que alertaba de varias transacciones que involucran a integrantes y exintegrantes de la legislatura estatal.

El reporte no menciona a Flavio Bolsonaro, hijo del presidente electo Jair Bolsonaro, pero menciona a su chofer Fabricio Jose Carlos de Queiroz.

El informe dice que De Queiroz depositó varios montos entre enero de 2016 y enero de 2017. De Queiroz no ha dado declaraciones públicas.

Flavio Bolsonaro es actualmente legislador estatal y en octubre fue elegido al Senado. El jueves publicó en Twitter que no ha hecho “nada impropio”.

Jair Bolsonaro, quien asume la presidencia el 1 de enero, prometió en campaña acabar con la corrupción.