El crimen organizado aprovecha el auge petrolero al sur de Texas

  • Se registra un aumento en el tráfico de drogas en la zona.
  • Las bandas de narcotraficantes disfrazan ahora sus operaciones, imitando o robando los vehículos con logotipos de las empresas petroleras.
  • El cártel de Los Zetas controla una ruta de traslado.

La actividad generada por el aumento en la exploración petrolera en el sur de Texas está causando no sólo un gran auge en la extracción de crudo, sino también un aumento del tráfico de drogas en esa zona, informaron funcionarios federales.

El desarrollo de la infraestructura de la zona ha creado nuevas rutas para evadir a la policía La red de carreteras que las compañías petroleras ha construido en los últimos años en el sur de Texas ha creado vías para que los traficantes de drogas transporten sus cargamentos hacia el norte, para evadir los puntos de revisión de la Patrulla Fronteriza.

Agentes de la Patrulla Fronteriza señalaron que el desarrollo de la infraestructura en la zona, con más carreteras y tránsito de vehículos, ha dado a los cárteles de la droga una red de nuevas rutas.

Las bandas de narcotraficantes pueden además disfrazar ahora sus operaciones, imitando o robando los vehículos con logotipos de las empresas petroleras.

El constante uso de camiones pesados en esta zona de reciente industrialización ofrece asimismo nuevas posibilidades para esconder los cargamentos de drogas.

Estos métodos han obligado también a la Patrulla Fronteriza y a los agentes de la Oficina de Aduanas y Protección Fronteriza a transformar sus estrategias para detectar y detener los cargamentos.

Esta manera de operar "nos ha cambiado lo que hacemos", dijo el agente de la Patrulla Fronteriza Ricardo Aguirre a la revista National Journal.

"Ha aumentado el tráfico aquí, y hay un mayor número de personas que cruzan o tratan de pasar por aquí, pero por lo mismo, también nosotros tenemos un mayor número de ojos allí afuera para denunciar cualquier actividad ilícita, señaló.

La Patrulla Fronteriza está consciente de ello  La situación "sin duda está siendo aprovechada por los cárteles", dijo Charles Goslin, especialista de la firma de seguridad Butchko, que asesora empresas que trabajan en la zona.

Goslin aseguró que el cártel de los Zetas controla una ruta de tráfico de drogas a través de Nuevo Laredo, en México, que le da acceso en Estados Unidos a la carretera interestatal 35, que cruza el país de sur a norte y le permite llegar a Chicago.

El especialista afirmó que el auge en la actividad petrolera en la región de Eagle Ford, en el sur de Texas "es perfecta para ellos".

"Es un área grande, grande, casi del tamaño de Connecticut y Rhode Island combinados... Eagle Ford es una moderna ciudad en auge en Estados Unidos, dijo Goslin. "La Patrulla Fronteriza está consciente de ello y está tratando de controlarlo", indicó.