Un asesino de 78 años que dice haber matado a unas 90 personas en casi cuatro décadas por todo el país se declaró el jueves culpable del homicidio de una mujer estrangulada en Texas en 1994.

Samuel Little compareció en la ciudad de Odessa, Texas, donde las autoridades descubrieron el cadáver de Denise Christie Brothers en un lote vacío más o menos un mes después de que desapareció. A Little le dieron otra cadena perpetua, dijo el fiscal de distrito del condado de Ector Bobby Bland en un comunicado.

En 2014, Little fue hallado culpable de matar a tres mujeres del área de Los Ángeles en diferentes ataques perpetrados a fines de la década de 1980 y estaba cumpliendo cadenas perpetuas cuando, según las autoridades, confesó este año haber matado a otras docenas de personas en 20 estados desde 1970.

Esas confesiones, que muchas veces fueron tan detalladas que asombraron a las autoridades, llevaron a investigadores de Florida a California a revisar viejos casos de homicidio no resueltos. Un portavoz del FBI dijo que hasta ahora, investigadores han concluido que Little fue el responsable de 36 asesinatos, incluyendo el asesinato de Brothers y las tres personas del área de Los Ángeles por las que fue a dar a la cárcel. Pero Bland dijo en su comunicado que se han confirmado más de 40 casos. Luego explicó que recibió esa cifra de los Texas Rangers, una agencia elite de investigación que ha pasado los detalles de las confesiones de Little a agentes del orden en otros estados. Little dio detalles de los asesinatos en una serie de interrogatorios con el agente de los Rangers James Holland.

Recientemente, la policía de Tennessee vinculó a Little con la muerte de Martha Cunningham, residente del área de Knoxville, cuyo cadáver fue hallado en la carretera de una zona boscosa en 1975. Pese a que Cunningham estaba cubierta de moretones y desnuda de la cintura para abajo cuando se le halló muerta, los detectives dijeron que su muerte fue debido a causas naturales, de acuerdo con el Knoxville News Sentinel.