La Corte Suprema colombiana eligió el jueves a Leonardo Espinosa como fiscal especial para la investigación del escándalo de corrupción de la constructora brasileña Odebrecht.

La designación se da luego de que el fiscal general Néstor Martínez se declarara impedido debido a que hace años fue asesor legal de un grupo bancario relacionado con Odebrecht, en el centro de diversas investigaciones en varios países de Latinoamérica por pagar sobornos para obtener contratos públicos.

Espinosa es abogado y doctor en Derecho de la Universidad Alfonso X El Sabio de Madrid y tiene más de 30 años de experiencia en la Universidad Sergio Arboleda.

El presidente de la Corte Suprema, José Luis Barceló, dijo el jueves en rueda de prensa que el nuevo fiscal tendrá una tarea difícil pero remarcó que “tendrá liberad dentro de sus facultades constitucionales”.

Recientemente la prensa local divulgó una grabación en la que se escucha a Martínez en un encuentro con un auditor interno a quien supuestamente le reclama algunos pagos. El audio ha sido señalado por algunos como una muestra del encubrimiento de los sobornos de Odebrecht.

Como parte de un acuerdo con el Departamento de Justicia de Estados Unidos, en 2016 Odebrecht admitió haber pagado 788 millones de dólares en sobornos para ganar contratos en 12 países, entre ellos 11,1millones de dólares en Colombia.