El presidente colombiano Iván Duque informó el jueves la captura de tres miembros de la guerrilla Ejército de Liberación Nacional acusados de atentados contra la infraestructura petrolera en diferentes partes del país.

Duque señaló en Twitter que en operativos realizados por el ejército y la policía fueron arrestados los integrantes del ELN, entre ellos alias “Pum”, uno de los jefes del grupo en el departamento de Norte de Santander.

A su vez, el ministro de la Defensa, Guillermo Botero, indicó que se les decomisaron varias armas de fuego y municiones y explicó que al momento de la captura al parecer estaban organizando ataques a la policía y la infraestructura petrolera.

La fiscalía colombiana los acusará de los delitos de rebelión, hurto, extorsión y homicidio, se informó.

León Valencia, analista y director de la Fundación Paz y Reconciliación dijo a The Associated Press que hasta este año han sido capturados 673 miembros del ELN y han muerto más de 35 en enfrentamientos con las fuerza de seguridad.

Desde fines de julio el ELN ha realizado varios atentados, especialmente contra militares y policías. Además de secuestros, ha atacado la infraestructura de la petrolera estatal Ecopetrol en diferentes partes del país.

Este año uno de los principales oleoductos, Caño Limón-Coveñas, ha sido blanco de más de 86 atentados.

El ELN inició conversaciones de paz con el gobierno del expresidente Juan Manuel Santos en 2017 en Cuba aunque ambas partes nunca pudieron acordar un alto el fuego.

En agosto, al asumir la presidencia, Duque señaló que se daría un tiempo para evaluar las conversaciones, pero los continuos ataques del ELN han dilatado la reanudación del diálogo. En este momento los contactos están congelados.

Duque ha dicho en varias oportunidades que hasta que el ELN no libere a las personas que tienen secuestradas y deje de cometer acciones terroristas, no se reiniciarán los diálogos de paz.

El ELN nació en 1965 como un proyecto político inspirado en la revolución cubana y tiene en la actualidad unos 1.500 combatientes, según cifras oficiales.